jueves, 18 de agosto de 2016

Policía federal si asesino a inocentes en Tanhuato Michoacán, confirma CNDH (Pruebas sembradas - Vídeo)


Vídeos recomendados.









::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



Tanhuato Michoacán: Se confirma hace algunos minutos, a través de la CNDH, que el caso TANHUATO, donde una supuesta emboscada, aseguraban la SSP y el Gobierno federal, junto con el comisionado para la seguridad en Michoacán y ahora director general de CONADE - (Alfredo Castillo), habrían asegurado que las 42 personas asesinadas en un "enfrentamiento" donde ellos comenzaron a disparar armas de fuero de uso exclusivo del ejercito, se da a conocer hace unas horas del día 18/08/2016 que fue una completa farsa y que sembraron las evidencias en ese momento los policías federales.

Se presume por un medio internacional que algunos elementos, para ser deslindados de responsabilidades, fueron enviados a los EE.UU, para que no fueran procesados en caso de encontrarlos culpables y donde fungen entrenamiento con el mismo FBI.








Al parecer es un caso que a conmocionado de una fuerte manera y donde los elementos de la policía federal, lejos de quedar como los héroes que presumen ser, quedan como los villanos asesinos al frente de la nación y esclavos sin mente del ejecutivo federal.

En su investigación sobre el enfrentamiento ocurrido en Tanhuato, Michoacán, en mayo de 2015, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) concluyó que de los 42 civiles que murieron en aquella ocasión, 22 fueron “ejecutados de manera arbitraria” por agentes de la Policía Federal (PF), y otros cuatro fallecieron por “uso excesivo de la fuerza”.

Durante la presentación del informe, el ombudsman nacional Luis Raúl González Pérez señaló que con base en “pruebas científicas y técnicas (…) se acreditaron hechos que implican graves violaciones a derechos humanos atribuibles a servidores públicos”.

Destacó que se determinaron nueve tipos de violaciones a los derechos humanos, siete de ellas atribuibles a la PF y dos a la Procuraduría de Michoacán, y exigió que se castigue a los culpables que incumplieron con el procedimiento.

“Los derechos humanos no son un recurso para la impunidad o la ilegalidad”, subrayó.

En conferencia de prensa, el primer visitador de la CNDH, Ismael Eslava, dio detalles de la recomendación emitida por el organismo sobre el caso, y destacó que los hechos fueron “manipulados” por la PF, que resguardó el sitio durante poco más de cuatro horas, entre la conclusión del operativo y el enfrentamiento, y la llegada del Ministerio Público Federal.

Precisó que además de la ejecución arbitraria, los policías colocaron armas a las víctimas de manera deliberada, torturaron a por lo menos dos hombres, a otros más les dispararon por la espalda y a uno lo quemaron vivo.

Sobre el operativo policíaco, la CNDH concluyó que la PF mintió en el informe que presentó respecto del hecho al asegurar que ocurrió entre las 8 y las 8:30 horas del 22 de mayo de 2015.

El organismo determinó que la operación inició entre las 6 y las 7 de la mañana, cuando las víctimas estaban dormidas en el Rancho del Sol.

De acuerdo con la recomendación, una veintena de los civiles muertos no portaban zapatos, camiseta o incluso pantalones, lo cual evidencia que en el momento del operativo estaban dormidos.

Por separado, la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) informó que aceptará la recomendación de la CNDH sobre el caso Tanhuato, aunque rechazó la conclusión del organismo de que se cometieron al menos 22 ejecuciones extrajudiciales.

“No creemos que se configure la hipótesis de ejecuciones arbitrarias”, puntualizó Renato Sales Heredia, titular de la CNS, en una conferencia de prensa para responder al informe de la CNDH sobre las investigaciones del caso.

Sales sostuvo que los puntos de recomendación dirigidos a la CNS serán cumplidos, excepto en los temas de reparación del daño, pues habrá que esperar a que la Procuraduría General de la República (PGR) concluya sus investigaciones, apuntó.

Según el funcionario federal, el día de los hechos en Tanhuato, la PF actuó en respuesta a una denuncia ciudadana, y dijo que cuando los elementos arribaron al rancho se pidió a los presuntos delincuentes que depusieran las armas, pero éstos respondieron agrediendo con disparos de armas de fuego a los uniformados.

“Somos y seremos respetuosos de los derechos humanos, pero si los oficiales son agredidos tienen y tendrán que hacer uso de la fuerza”, agregó.



Fuente;  Proceso y CB televisión web.



0 comentarios :