lunes, 19 de septiembre de 2016

Detenido un hombre sospechoso de los ataques con explosivos en Nueva York y Nueva Jersey



Ahmad Khan Rahami, de 28 años, americano de origen afgano es el primer sospechoso.


Estados Unidos - 19/Sep/2016. Ahmad Khan Rahami, el sospechoso de haber colocado dos bombas en el centro de Nueva York, el sábado una de las cuales causó 29 heridos al explotar ha sido detenido en las afueras de la ciudad. Rahami, de 28 años, es estadounidense, aunque nació en Afganistán.


Poco se sabe de su detención por ahora, aunque sí se ha hecho público que cayó en manos de la policía tras un tiroteo en el que resultó herido en el municipio de Linden, en el estado de New Jersey, a unos 45 minutos en coche del barrio de Chelsea, en Manhattan, en el que habría colocado los dos artefactos, de fabricación casera pero diseñados "para causar el máximo daño", según fuentes policiales estadounidenses.


Además, otras cinco personas sospechosas de haber participado en actividades terroristas fueron detenidas el domingo por la noche, hora de Nueva York (madrugada de hoy en Europa) cuando circulaban en un coche en el puente de Verrazano, en Nueva York. En el arresto de Rahami, un policía resultó herido en una mano.


Las detenciones se producen después de un fin de semana marcado por el terrorismo, con atentados en Minnesota, New Jersey y Nueva York. Además, cinco bombas fueron localizadas en New Jersey por la policía, una de las cuales explotó. Otro artefacto explosivo también fue desactivado por las autoridades en el barrio de Chelsea. Según las informaciones disponibles, fue un verdadero caso de buena suerte que no se produjeran muertes en ninguno de los ataques, y en particular en el de New Jersey, dado que la bomba que explotó iba a detonar al paso de una carrera popular en la que había inscritas 3.000 personas.


Después de dos días en los que no ha hecho ninguna declaración por lo que ha recibido numerosas críticas, Barack Obama ha hablado hoy desde, precisamente, Nueva York, donde está para participar en la apertura de la Asamblea General de la ONU. El presidente estadounidense ha declarado que por ahora "no hay conexión" entre los tres atentados, y culpó indirectamente al Estado Islámico. También llamó a sus compatriotas a "no sucumbir al miedo" por los ataques. Por el momento, el IS solo ha reivindicado el atentado de Minnesota.


Según informan medios norteamericanos Rahami fue descubierto cuando dormía en el interior de un bar. El propietario fue quien llamó a la policía.


Según informa la NBC, que cita fuentes de la investigación, no se puede descartar que el o los autores de las explosiones del fin de semana se hayan inspirado en el IS, pero no hay indicios de que actuaran por encargo.


El FBI indicó que el último domicilio conocido de Rahami era Elizabeth, ciudad de Nueva Jersey donde este lunes se hallaron varios explosivos en la estación de trenes, cerca del aeropuerto de Newark, que han sido detonados..

Tanto el departamento de policía de Nueva York (NYPD) como el FBI habían difundido la imagen del sospechoso y pedido ayuda para localizarlo. La ficha que se hizo circular avisaba de que podría estar armado y ser peligroso.




La investigación alrededor de las diversas explosiones que tuvieron lugar el pasado fin de semana en Nueva York y Nueva Jersey apuntan a la existencia de una posible célula terrorista en ambos estados, según han declarado fuentes oficiales a la cadena americana CNN.

FUENTE: elmundo.es


****************************************************************************