miércoles, 21 de septiembre de 2016

Telenovela fiscal: la SHCP perdona a Televisa y TV Azteca

El 2015 fue un año de pérdidas económicas para Ricardo Salinas Pliego, el hombre que gracias a sus habilidades comerciales apenas un año antes logró un patrimonio neto de 10 mil 200 millones de dólares.

El declive lo puso en el puesto 260 entre las personas más ricas del mundo en Bloomberg Billionaire Index, cuando en 2014 ocupaba la posición 113. TV Azteca, la televisora que hasta 1993 perteneció al Estado mexicano con el nombre de Imevisión y cuyas instalaciones y señal fueron vendidas al empresario, había disminuido su patrimonio en 49 por ciento.

23 años después de esta privatización, parte de la política del entonces Presidente Carlos Salinas de Gortari, los números presentados por la televisora del Ajusco ante la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) venían teñidos de rojo: en el segundo trimestre había perdido 630 millones de pesos netos y una de muchas causas era mayores gastos contra menores ingresos. Además, los anunciantes, gastaron más en plataformas digitales que en señales de televisión.

Un alivio llegó del Gobierno federal.

El Sistema de Administración Tributaria (SAT) le condonó 13 millones 280 mil pesos a su filial Azteca Novelas por multas por no pagar impuestos ese año en el que tuvo que darle la cara a uno de sus episodios más entramados.

El perdón

La televisora consiguió una condonación de 13 millones 280 mil pesos a su filial Azteca Novelas por multas por no pagar impuestos en 2015.

En 2015, TV Azteca recibió otra buena noticia. Además de la condonación a Azteca Novelas, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) le concedió un amparo por el que serían recortados 249.1 millones de pesos de un crédito fiscal de 301.9 millones que le fincó el SAT en 2006, el primer año calderonista.

La Primera Sala de la Corte resolvió, por tres votos contra dos, que fue incorrecto considerar como ingresos los depósitos en efectivo que Grupo TV Azteca recibió por adelantado, para compra de servicios publicitarios prestados después por sus filiales Red Azteca Internacional y TV Azteca.

“Esta Primera Sala estima que las cantidades entregadas en depósito, si bien representan una entrada de efectivo para el depositario, ello no implica que representen incremento en su haber patrimonial, ya que no reflejan por si mismos una modificación positiva en su patrimonio que deba ser gravada en términos de lo dispuesto por el artículo 15 de la Ley del Impuesto sobre la Renta”, dice la sentencia, que requirió varias sesiones de discusión.

En 1999, Grupo TV Azteca había obtenido opinión favorable del SAT para no considerar como ingresos acumulables para fines de ISR estos depósitos, que los anunciantes pagaban como parte del llamado Plan Francés para compra de espacios por adelantado.

Sin embargo, el SAT rechazó confirmar el criterio en el 2000, y en abril de 2006 fincó un crédito fiscal por 301 millones de pesos: 249.1 millones por ISR y el resto por IVA. TV Azteca tuvo esa carga hasta 2015. Ese año, llegó el alivio.

También Televisa
Instrumentado en febrero de 2013, apenas a unos meses de que Enrique Peña Nieto tomó posesión, el programa Ponte al Corriente permitió una disminución de hasta ciento por ciento en el monto de los créditos fiscales de personas morales. Este programa fue impulsado por la Secretaría de Hacienda a cargo de Luis Videgaray Caso, el otrora poderoso miembro del Gabinete federal.

“Ponte al Corriente” se inició en cumplimiento al mandato establecido en el Artículo Tercero Transitorio de la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2013, aprobado por el Poder Legislativo.

Fundar Centro de Análisis y de Investigación documentó que Televisa fue una de las empresas que logró la condonación de un crédito fiscal que ascendía a 3 mil 334 millones de pesos.

La empresa de Emilio Azcárraga Jean pagó sólo el 10 por ciento del adeudo; es decir, dejó de pagar 2 mil 990 millones de pesos.
La multa venía desde 2005 cuando reportó una cifra menor de utilidades y las justificó con la adquisición de las pérdidas de la empresa Comtelvi que adquirió ese año, con lo que disminuyó el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

En 2013, en el reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la televisora informó que obtuvo beneficios con sólo pagar 10 por ciento del monto del adeudo y desistirse de un juicio de nulidad que promovió contra el fisco desde 2011.

La información de esta condonación en 2013 se hizo pública por el estado financiero que presentó la empresa ante los inversionistas en la Bolsa Mexicana de Valores. En el reporte, la empresa de Emilio Azcárraga Jean expuso: “(esta condonación) le permitirá (a la empresa) limpiar y mejorar su imagen crediticia ante los inversionistas”.

Es la hora en que el SAT no ha revelado con detalle quiénes fueron los beneficiarios de “Ponte al Corriente”. Pero el informe de ese año de la Auditoría Superior de la Federación de la cuenta pública de 2013 indica que el programa –diseñado para ayudar a contribuyentes con problemas de pago y deudas pequeñas– logró recaudar apenas 39 mil 572 millones de pesos, mientras que la condonación (los perdones) fue por 160 mil millones de pesos.

En palabras de Lizandro Núñez, Administrador General de Recaudación del SAT, Televisa se acogió al programa una vez que estuvo abierto a todos los contribuyentes y que el procedimiento fue ordenado por las cámaras de Diputados y Senadores a través de la Ley de Ingresos de la Federación 2013 y el paquete fiscal.

El funcionario defiende que si se desconocen razones sociales beneficiadas antes de 2014 es porque la Ley General de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales promulgada en mayo de 2015 no tiene carácter retroactivo.

Los investigadores de Fundar la opacidad en las listas de beneficiarios permite que quienes fueron beneficiados una vez en un año, vuelvan a serlo en otro. También Gabriela Ríos, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) estima que en ello hay más arbitrariedad que discrecionalidad.

Se trata de un encuentro de señalamientos entre los observadores y el mismo SAT. El hecho es que en 2015, Televisa volvió a ser beneficiada y otra vez con la condonación de una multa, esta vez por 158 millones 637 mil 85 pesos a su empresa Fomento al Futbol en San Luis Potosí.

0 comentarios :