domingo, 9 de octubre de 2016

Paraliza a Guanajuato Cortejo Fúnebre de Cervantes





GUANAJUATO, Gto. 09/OCTUBRE/2016..- La ciudad se paralizó por unos momentos y bien valió la pena, por el cortejo fúnebre de Cervantes; desde la parte posterior del Templo de San Francisco hasta La Compañía, los lamentos, rezos y la música acompañaron los restos del creador del El Quijote de La Mancha.

En el Jardín de la Unión los curiosos, entre ellos, muchos turistas, se acercaron atraídos por el tumulto, para preguntar: “¿a quién van a enterrar?”, no faltó quien les dijera: “al Manco de Lepanto”; azorados, con cierto espanto, algunos elementos de la Gendarmería, se preguntaban entre ellos: “¿quién es el mentado Manco?, parece que es alguien importante, por el gentío que hay”.


Ya sobre el Callejón del Truco, el cortejo se detuvo para rezar, y sobre todo, llorar por el fallecido, “era tan bueno, cariñoso y a veces medio canijo”, dijeron algunas de las integrantes del cortejo, unas señoras vestidas de negro, que luego de tantos recuerdos, soltaron el llanto en el muro de la Basílica de Guanajuato, solo se contuvieron para volver a rezar.


Continuaron su camino por este famoso callejón, al frente, un señor, también de la tercera edad, sostenía un libro, que según dijeron, fue escrito por el señor Cervantes.


El tráfico se detuvo en el cruce con Ayuntamiento, donde circulaba un camión de la ruta Pueblito de Rocha, sus pasajeros se asomaron, también sorprendidos por el tumulto; hasta algunos niños sacaron sus cabezas por las ventanillas; bueno, los cortejos fúnebres son cotidianos en Guanajuato, pero este, precedido por un grupo de sacerdotes, y con una banda de viento, llamó más la atención.


Y mientras seguía el cortejo, las notas de “Dios Nunca Muere” se escuchaban, hasta que frente al Templo de la Compañía regresó el silencio; unos minutos más tarde, se abrió la puerta principal y los sacerdotes recibieron al cortejo, con el ataúd por delante. En el recinto se realizaría minutos más tarde, el Réquiem para Cervantes, con orquesta y coros.


Así , la gente de Guanajuato recreó el cortejo fúnebre, como tal vez hace 400 años no lo tuvo en España el genio de la literatura universal.


FUENTE: periodicocorreo-


-----------------------------------------------------------------------------------------------------


VÍDEOS RECOMENDADOS.